El circo de la prohibición

cerebro

Taciturno, cabizbajo, con algunas pretensiones rotas y con un hoyo que alguien le hizo en el bolsillo, camina el cirquero por México; y es que ya no puede usar animales en su trabajo, ya no tiene el mismo derecho que el campesino que todavía trabaja con bueyes para arar la tierra, el policía que trabaja con un perro para detectar droga, la señora que mantiene gallinas para obtener huevos o el biotecnólogo que trabaja con ratones para desarrollar medicamentos; su trabajo ha sido satanizado y prohibido, ya no puede ejercer su oficio con animales en las ciudades de Naucalpan, Zapopan, Toluca, Tangancícuaro y Culiacán, ni tampoco en los estados de Guerrero, Chiapas, Puebla, Querétaro, Colima, Morelos y Veracruz; y serán más, ni duda cabe.

Sigue leyendo

10 cosas que los No biólogos deberían saber de los biólogos.

deporte-loco-8

1.- Si, estudiamos animalitos y plantitas… y protozoaritos, cordaditos, ciclitos haplodiplofasiquitos, estructuritas tegumentaritas, ácido desoxirribonucleiquito, palatocuadraditos, poblacioncitas alopatriquitas y miles de cosas más que ya no menciono porque si normalmente no podrían pronunciarlas, menos aún con el ridículo diminutivo que les agrada tanto.

2.- En nuestro gremio, a diferencia de muchos otros, no existen los desapasionados, no hay un solo biólogo que no haya soñado serlo.

3.- Si el trabajo lo amerita, podemos pasar varios días sin bañarnos, lo que no soportamos es la manera en que “el progreso” ensucia el entorno vital de todos.

Sigue leyendo

10 aspectos NO técnicos a considerar cuando se pretende realizar conservación de la biodiversidad

caballito

El término “conservación” fue formalmente definido en el año 80 del siglo pasado por la denominada Estrategia Mundial para la Conservación de la Naturaleza, organizada y propuesta por el UICN, el PNUMA y la WWF, dicho término se define como: la gestión del uso humano de la biosfera para que pueda producir el mayor beneficio sostenible para las generaciones presentes a la vez que se mantenga su potencial para cubrir las necesidades y aspiraciones de las generaciones futuras. Por tanto, la conservación en positivo incluye la preservación, mantenimiento, uso sostenible, restauración y mejora del ambiente natural”. Muchos años han pasado desde entonces y hoy personas y organizaciones de todo el mundo, día a día trabajan incansablemente para hacer de ese concepto una práctica útil; en ese contexto no olvidemos que además de las técnicas y procesos científicos involucrados se deben considerar otros aspectos.

1. La vida en cualquiera de sus manifestaciones es un fenómeno extraordinario: y nuestra pretensión de preservarla, mantenerla, usarla, restaurarla y mejorarla, implica un alto grado de soberbia que lamentable y tautológicamente hemos hecho necesario; actuemos con humildad y respeto ante una magnificencia que probablemente jamás logremos comprender del todo.

Sigue leyendo

El camino del biólogo pragmático.

botas

A sabiendas de que la generalización nutre el totalitarismo y entendiendo que en todos los todos hay excepciones, planteo: el camino del biólogo pragmático es indispensable.

Sigue leyendo